¿qué es el coaching?


Hola a todos.

Muchas veces la gente me pregunta a que me dedico y cuando les digo que soy coach me miran un poco raro.

Sucede que hay personas que no tienen una idea clara de lo que es el coaching o incluso tienen una idea equivocada. Para tratar de aclarar el tema os dejo aquí esta entrada en la que desgrano una serie de puntos que explican en qué consiste el coaching, cual es su metodología y qué beneficios se pueden obtener.

¿Qué es el coaching?

Es un tipo de intervención psicológica en el que el coach conduce al coachee (cliente) del punto en el que está al que quiere ir.

Método de optimización de recursos para conseguir la excelencia en el campo que se trate.

 

Origen del coaching

 

Ya en la Grecia Antigua, el filosofo Sócrates promueve el uso del diálogo con sus discípulos como medio para llegar al conocimiento y de esta forma alcanzar la verdad.

Sócrates bautizó este método como Mayéutica (que en griego significa partera) para simbolizar que él también ayudaba a dar luz. Por eso hoy en día se habla de que en coaching se utiliza el método socrático”

En tiempos actuales el coaching tiene su origen en el ámbito del deporte.

A mediados de los 70 Timothy Gallwey publicó una serie de libros para ayudar a superar bloqueos y mejorar el rendimiento; especialmente en tenis.  Otros como Sir John Whitmore y Thomas J. Leonard viendo el impresionante éxito que tenían estas técnicas las adaptaron al ámbito de los negocios el primero y al personal el segundo.  Leonard es considerado hoy en día como “el padre del coaching”

 

Tipos de Coaching

 

Hoy en día se ha desarrollado tanto que se pueden encontrar una enorme diversidad de tipos de Coaching, los más conocidos son el Coaching personal o life Coaching; el Coaching ejecutivo o Executive Coaching; Coaching de grupos; Coaching de Equipos. Pero tb hay Coaching de familia, Coaching Educativo; de pareja; Coaching outdoor;  Coaching para el alto rendimiento; Coaching con caballos; Etc

Yo también me dedico al Coaching Educativo y tengo un proyecto que se llama “El Laboratorio de Madres y Padres” en el que imparto una serie de sesiones grupales de Coaching en el contexto de la educación y crianza de los niños. Dirigido a los padres y las madres para ayudarles a obtener recursos para que su día a día con sus hijos sea mejor, más provechoso y sepan afrontar desde otro punto de vista los retos que nos van surgiendo a todos los padres. Los que seguís mi blog habréis visto colgado el proyecto en mi entrada anterior.

 

Metodología

 

La metodología del Coaching se basa en la conversación, el dialogo entre coach y coachee. En este sentido es más importante la pregunta que la respuesta del coach,

a través de la pregunta es cómo se genera el cambio en el cliente

Pero no una conversación sin más, sino una conversación aplicando el método socrático, en la que se emplea una escucha activa por parte del coach y en la que, a través de las preguntas del coach se van modificando creencias irracionales, ideas limitantes etc y el coach va definiendo caminos de actuación.

A veces el coach introduce elementos propios de la terapia como son las autoinstrucciones, la relajación etc.

 

Para quién es el Coaching y cuando acudir a un coach

 

El coaching es para todo aquel que quiera mejorar un área de su vida; que quiera optimizar sus propios recursos.

En muchos casos la persona está  bien pero quiere enriquecerse con nuevas habilidades o conseguir alguna meta nueva; en definitiva ir un poco más allá. A mí me gusta definirme como especialista en “Cambio”

Candidatos:

Personas que están un poco perdidas y no saben que paso dar.

Personas que no se sienten capaces de afrontar tal o cual tarea o momento de su vida.

Personas que aun estando en un momento bueno quieren mejorar

Ejemplos concretos:

Gente que busca reinsertarse en el mundo laboral después de años.

Personas que afrontan un cambio en sus vidas (vida en pareja, nacimiento de los hijos, problemas familiares etc)

Personas que tienen que abordan retos profesionales nuevos.

Personas que tienen que hacer una intervención en público o afrontar una entrevista de trabajo y un largo etc

 

Diferencias entre Coaching y terapia

 

El Coach no es un psicólogo, hay coaches que son psicólogos y otros que no lo son pero la intervención que se hace en el Coaching no es igual que la que se hace en psicología asi como tampoco lo son los objetivos a conseguir.

 

¿Cuáles son las diferencias?

El Coaching no es una terapia, el coachee no es un paciente, es un cliente; es una persona que, en principio, no tiene una patología, como podría ser una depresión, es decir son personas sanas con las que se trabaja en la optimización de sus propios recursos y que por tanto no necesitan una terapia. Por eso a la persona que asiste a sesiones de coaching se le llama coachee o cliente y no paciente.

Otra cosa es que haya terapeutas que utilicen metodología del Coaching en sus terapias.

 

Los coaches no trabajamos con el pasado de los clientes  sino con el presente para optimizar el futuro.

El coach nunca va a dar consejos a seguir, es el coachee, a través de unas técnicas especificas del Coaching, el que va a marcar su propio camino a seguir. Por tanto el coachee irá donde quiera ir si quiere ir.

Nunca se tratarán temas que el coachee no quiera tratar, nunca se forzará que el coachee hable o exponga cosas que él no decida exponer.

Sin embargo existe (y debe existir) un clarísimo vinculo entre Coaching y psicología pues al final el coaching es una intervención psicológica, por ello el coach, aun no siendo psicólogo, debe tener ciertos conocimientos de psicología.

 

Qué se  consigue

 

Depende de lo que el coachee pretenda conseguir y de su implicación en el proceso pero, en general puede resumirse en un cambio en el estilo de funcionamiento del cliente que le lleve a lograr su objetivo.

 

Privacidad

 

Todo coach está obligado a mantener un secreto profesional respecto a todo lo que surja dentro de una sesión.

Tal y como un medico tiene su juramento hipocrático, o un abogado está sujeto al secreto profesional, el coach también.  Esto quiere decir que el coach no puede revelar a nadie lo hablado durante sus sesiones, ni tampoco puede contar ningún dato de sus clientes ni tan siquiera su nombre o las empresas donde trabajan sin su expreso consentimiento.

Tener esto en cuenta, por parte de coach y cachee es fundamental para que se establezca una relación de confianza y se genere una buena dinámica de trabajo.

 


El Laboratorio de Madres y Padres


Por segundo año consecutivo desarrollaré mi proyecto de coaching de Familia “El Laboratorio de Madres y Padres”

Está dirigido a personas que tengan  interés  en trabajar diferentes aspectos de su vida tales como la Autoestima, la Inteligencia Emocional y muchos otros, con el fin de  ejercer una mejor labor en la educación de sus hijos e hijas y avanzar en su  autoconocimiento.

El proyecto consta de ocho sesiones de una hora de duración y lo desarrollaré en el CEIP Rosalía de Castro de Getafe.

Aqui os lo muestro:

Sesión 1  Las emociones

Sesión 2 El Liderazgo

Sesión 3 La Autoestima

Sesión 4 Inteligencia Emocional

Sesión 5 Inteligencia Emocional II

Sesión 6 Educación y creatividad

Sesión 7 Resumen de la visto y plan de acción

Sesión 8 Plan de acción II

Espero que tenga tan buena acogida como el año pasado. Ya os iré contando.

 


Presentación coaching


Hola a todos, os informo a través de mi blog que el próximo dia 8 de Octubre daré una charla gratuita sobre coaching. Me podreis preguntar todas las dudas que tengais y podremos compartir un rato y aprender muchas cosas.

La charla es totalmente gratuita pero el aforo es muy limitado por lo que os pido que os inscribais primero llamando al número de teléfono que os pongo más abajo.

Para facilitar la asistencia de todos haremos dos turnos: a las 11h y a las 18h.

Dirección:

Centro de Estética y Masajes Xoug

calle Jerusalén 5. 28981. Parla.

Tél/ 912 494 275

Os espero a todos!!!!!


Muerte del genio


Y por fin lo inevitable, muere Gabriel García Márquez.
Este post es triste aunque era algo esperado; eran ya 87 años … una vida larga y prolífica, intensa, vivída. La vida de un genio maravilloso que nos regaló a todos momentos inolvidables a través de su obra.
De García Márquez se puede decir mucho, muchísimo, de su obra de calidad inmensa, de esa cosmogonía tan suya que nos dejó para deleite de futuras generaciones; pero eso mejor que lo hagan los especialista, yo solo soy una humilde lectora que como tantos y tantos un día cayó rendida a la magia de sus relatos.
Recuerdo cuando leí Cien Años de Soledad, yo era solo una niña, estaba en el colegio, no recuerdo que años tendría porque fue hace mucho pero sí recuerdo el impacto que me produjo esa novela. Nunca había leído nada parecido…. Me costó leerlo, yo era una muy joven lectora y aunque siempre me había gustado leer y lo hacía, nunca antes había leído nada igual…
Ese universo distinto, tan personal y tan propio que proponía García Márquez me llevaba a sitios en los que nunca antes había estado.
Es difícil expresar aquí las sensaciones que viví. Recuerdo que aunque perdía el hilo entre todos esos personajes de nombres iguales y esa historia con idas y venidas en el tiempo no podía parar de leerlo y de sumergirme en ese universo mágico que lo envolvía todo.
Nunca podre agradecerle suficiente que me abriera las puertas de ese, tan suyo, realismo mágico que he ido luego buscando en otros autores hispanoamericanos y que tanto ha alimentado mi alma.
Y qué tiene que ver esto con el coaching. Pues si por coaching entendemos autoconocimiento, mejora personal, gestión de las emociones…tiene mucho que ver.
Cuando un hecho artístico, en este caso una novela, te llega de verdad, de conmueve, te inspira, te enriquece; te hace crecer como persona, hace que veas tus emociones y sentimientos, que seas capaz de reconocerlos y que reflexiones… y todo esto es muy coaching.
Descansa en paz Gabo y gracias por todo.


Mandela, la encarnación de la Inteligencia Emocional


1364463433_244316_1364467068_noticia_grande

Ayer murió Nelson Mandela en Johanesburgo, la edad de 95 años.

Todo lo que se pueda decir de él es poco, muy poco.

Un hombre que lucho incansablemente por su país, que se puso como meta en la vida instaurar la democracia y la paz mediante la reconciliación y que lo consiguió.

Un hombre al que todo el mundo respetaba y quería. Un gran líder.

Leyendo estos días artículos sobre él me doy cuenta del tipo de persona que era este gran hombre.

Un hombre que ya desde muy joven mostraba una confianza en sí mismo inquebrantable. Un hombre que encontró una meta en su vida y ese objetivo se convirtió en algo más grande que él mismo, en algo que le trascendía.

Un hombre que vivió  totalmente enfocado en conseguir lo que quería y no paró hasta lograrlo.

Un hombre que a lo largo de su larguísima y apasionante vida tuvo la grandeza de espíritu de saber perdonar, pero de verdad, perdonar con mayúsculas para luego trabajar junto con aquellos que le hicieron tanto daño y entre todos lograr una Sudáfrica nueva, reconciliada y con futuro.

Un hombre que desconocía lo que significan la venganza y el revanchismo.

Un hombre que, según dicen los que tuvieron el privilegio de conocerle, trataba a todo el mundo con el mismo cariño y respeto, tanto si era un presidente de una nación o el último trabajador de su gabinete.

Yo lanzo una pregunta ¿Cómo se consigue esto? ¿Cómo se consigue no tener ansias de venganza después de haber pasado 27 años en una cárcel?

27 años…casi parece increíble y después de eso seguir con las mismas ilusiones y el mismo empuje del primer día; y además ser capaz de colaborar con los que te pusieron allí.

Para mí está claro que nada de esto se puede hacer sin una gestión magnífica de tus propias emociones, sin unas habilidades sociales extraordinarias, sin una comprensión profunda de lo que es el perdón, sin una empatía a prueba de bomba y sin una gran inteligencia emocional, además de una alto grado de resiliencia, es decir, la capacidad de sobreponerte a la adversidad y salir fortalecido de ella y todo ello con una sonrisa en la cara, ahí es nada…

En fin que este grandísimo líder, en el más profundo y estricto sentido de la palabra líder; aquel que te guía, que es un referente moral, ético, social, de vida…  nos ha dejado después de 95 años de grandeza.

Siempre será un grande entre los grandes, solo a la altura de unos poquitos como Gandhi o Teresa de Calcuta; por eso hoy el mundo está triste y un poco huérfano porque nuestro Madiba ya no está, y digo nuestro porque personas como él trascienden un país y una época son eternos y pertenecen a la humanidad entera.

Y ahora ¿Qué haremos con su legado? No, no me refiero a Sudáfrica, me refiero a las personas normales como tú y como yo, ¿Qué haremos con este chorro de sabiduría que nos transmitió?

Yo, por mi parte, desde una tremenda humildad intentaré tomarle como ejemplo para mi día a día, supongo que si él aguantó 27 años de cárcel yo podre aguantar lo que me traiga la vida ¿no?

 

Grande Madiba descanse en paz.


las emociones


Las emociones se podrían definir como agentes de información que nos avisan de lo que está ocurriendo dentro y fuera de nosotros; además nos ponen en marcha y nos generan respuestas.

Las emociones son de todo tipo, las que podemos llamar “buenas” como la alegría o el amor  y “malas” como la ira. Veréis que las pongo entre comillas y eso se debe a que en realidad todas ellas cumplen una función y son necesarias.  Os pondré un ejemplo; si vais paseando por un pueblecito tranquilamente con vuestra pareja y de pronto al doblar la esquina encontrarais un enorme toro de 500 kg que se ha salido del encierro que están haciendo  ¿calificaríais de malo sentir miedo? Seguramente no, lo lógico y lo deseable  es sentir miedo porque esta emoción es la os ayudará a buscar una salida a esa situación en la que vuestra vida está en peligro. A través de esa emoción vuestro cerebro mandará más sangre a las piernas y hará que estéis más preparados para salir corriendo y poneros a salvo.

Por tanto lo malo no son las emociones si no la gestión que hacemos de ellas y para ello hace falta Inteligencia Emocional.

Un truco es preguntarse siempre el para qué de las cosas, en lugar del por qué. Por ejemplo, si ante una crítica yo me siento triste y menospreciada me pregunto ¿para qué me sirve este estado? El por qué esta claro; porque me critican pero el para qué es lo que me dice si esa emoción que siento me sirve o no. Si me sirve adelante, genial; si no hay que cambiar esa emoción que no nos ayuda.

Os dejo con una frase de Jacinto Benavente,  para la reflexión

“La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestros barco”

Felices emociones!!


Control del estrés


Ya estoy de nuevo aquí, he tardado en escribir este nuevo post más de lo que me hubiera gustado, ya sabéis, miles de obligaciones, mucho trabajo, niños pequeños… seguramente muchos de vosotros os veréis reflejados en esto, por eso en esta ocasión quería hacer una pequeña reflexión acerca del control del estrés.

Frases como: “no me da la vida” y otras similares se oyen cada día con más frecuencia y es que en estos tiempos de hiperestímulos, especialmente los que vivimos en grandes ciudades donde el ritmo es bastante acelerado, las distancias muy grandes y las exigencias máximas es normal verse afectado por el estrés.

Seguir leyendo


Emprendimiento


En el primer post de este nuevo proyecto que inicio con la máxima ilusión os hablaré de emprendimiento.

Emprendimiento, ese concepto que, a priori, produce sensaciones contradictorias. Por un lado ilusión y ganas; por otro miedo al fracaso, incertidumbre, dudas….

Seguir leyendo